Artesanos indígenas en siete diferentes ciudades, crean una infusión de técnicas textiles con diseños en bordados modernos para preservar las tradiciones mexicanas.

Southwestern Airlines Co. anunció el pasado martes, su primera colección de accesorios supra reciclados, resultado de una colaboración de varios años con la diseñadora mexicana Carla Fernández, la cual recuperará piel de los recubrimientos de asientos para crear accesorios en los meses consecuentes.

La colección LUV Seat: México, está creada a partir de la piel recuperada y trabajada artesanalmente por 7 comunidades indígenas de artesanos en México. Con un rango de piezas que van desde zapatos y bolsas a poncho y llavero, la colección estará disponible en www.carlafernandez.com.

LUV SEAT: México es una expansión de la iniciativa sustentable de Southwest Airlines Co. – Repurpose with Purpose – que comenzó en 2013 siguiendo el programa de reemplazo de uso de piel en los asientos de aerolíneas. Al proveer a Carla Fernández, la aerolínea reduce la cantidad de desechos que la aerolínea envía a los vertederos al tiempo que genera oportunidades sociales y económicas para las comunidades.

“Southwest Airlines se enorgullece de asociarse con Carla Fernandez en LUV Seat: México como parte de nuestro programa Repurpose with Purpose“, dijo Bill Tiffany, vicepresidente de la cadena de suministro de Southwest Airlines. “A través de este impactante programa, los artesanos indígenas han podido incorporar sus oficios en losSouthwest para crear piezas increíbles mientras aprenden habilidades esenciales de desarrollo económico a través de programas de capacitación empresarial”

El trabajo de Carla Fernández combina técnicas centenarias y antiguas tradiciones en la creación de sus diseños, mientras trabaja en estrecha colaboración con los artesanos, que reciben una compensación, mientras aprenden a desarrollar nuevos productos y habilidades.

“Trabajar con el equipo de Southwest en este proyecto, que busca crear un impacto social y económico, ha sido una gran experiencia para nosotros”, dijo Carla Fernández, que fundó su sello epónimo en el año 2000. “Creemos que hemos encontrado amigos y socios después de un par de años de comunicación constante y trabajo duro en la entrega de estos excelentes productos “

“Confiamos en que LUV Seat: México será un éxito y sabemos que será un punto de referencia para otros emprendimientos similares”, agregó Fernández.