El mundo de la fantasía no tiene límites. Leyendas de diversos lugares del mundo relacionada con las hadas, hemos topado con un personaje que parece conjugar dos elementos fantásticos: Baobhan sith

Acompáñanos a conocer a la Baobhan sith, el hada vampira de la mitología escocesa, te sorprenderá.

Baobhan sith, el hada vampira

Las Baobhan sith conocidas también como las “Mujeres Blancas de las Tierras Altas de Escocia eran hadas de radiante hermosura que se decía seducían a los viajeros y a los cazadores que transitaban en solitario por tierras escocesas, para aprovecharse de ellos.

Se decía que las Baobhan sith solían vestir tanto de blanco como de verde y utilizaban su belleza para atraer a los hombres jóvenes e incautos a rincones apartados del bosque. Antes de atacar los invitan a bailar y cuando estos se confiaban y estaban desprevenidos, les desgarraban el cuello con sus afiladas uñas y por los boquetes abiertos les chupaban la sangre. En algunos lugares lo que esta hada vampira extraía de sus víctimas no era la sangre, sino la energía vital o la potencia sexual. Se sentían atraídas especialmente por los cazadores, ya que sus ropas olían a la sangre de sus presas.

Las Baobhan sith, al igual que muchos otros vampiros en las leyendas de otras culturas, no podían tolerar la luz por lo que actuaban únicamente al caer la noche. Al amanecer volvían a sus tumbas esperando que reinase de nuevo la oscuridad. No tenían colmillos afilados y sorbían la sangre de las heridas que habían causado. Podían mutar en un animal y lo hacía preferentemente tomando la apariencia de un lobo. También hablaban cualquier idioma que el viajero o cazador hablase, ya que realmente se comunicaban telepáticamente con sus víctimas.

A lo único que temía esta hada vampira era a los caballos ya que estos llevan herraduras y la única manera de herirlas o matarlas es con un arma hecha con hierro. Una de las leyendas más populares explica el caso de 4 amigos que salieron a cazar, se desviaron del camino y se refugiaron en una casa abandonada en el bosque. Allí fueron seducidos por un grupo de Baobhan sith. Uno de ellos consiguió huir y se refugió entre los caballos mientras una de las hadas vampiro intentaba atacarlo. Al salir el sol la Baobhan sith huyó. El joven se acercó a la casa y encontró a sus compañeros muertos y exanguinados.

En algunas leyendas medievales se explica que mientras seducía a sus víctimas mantenía escondidas las manos bajo las mangas de su vestido. La razón es que en lugar de extremidades humanas, tenía pezuñas hendidas que ocultaba hasta que atacaba al viajero. Afortunadamente solo necesitaban alimentarse una vez al año.

Como muchas leyendas, la de las Baobhan sith tenía una finalidad. En este caso era conseguir que los jóvenes no hablaran con extraños, no se desviaran de su camino, permanecieran sobre sus caballos y regresaran a sus hogares permaneciendo fieles a sus esposas.