Un nacimiento de gemelos no se ve a diario y, por lo general, cuando son idénticos, se cree que gozan del privilegio de una cierta telepatía entre gemelos.

¿Existe la telepatía entre gemelos?

Esta idea ha estado presente durante más de un siglo. En 1844 apareció en la novela “Los hermanos Corsos” de Alejandro Dumas, que cuenta la historia de dos hermanos gemelos separados al nacer, pero tienen los mismos pensamientos y sensaciones físicas.

La evidencia que se tiene sobre la telepatía entre gemelos es más que nada gracias a las anécdotas; la ciencia no ha estado tan presente en estos casos.

En 2009, una británica llamada Gemma Houghton estaba en su casa y tuvo un presentimiento de que su hermana necesitaba ayuda. Subió hasta el baño –donde ella estaba– y la encontró ahogándose en la bañera. Afortunadamente, pudo salvarla.

La historia de las gemelas Houghton ha sido ejemplo de este tipo de telepatía y citada en un libro sobre gemelos de Guy Lyon Playfair. Como experiencia, digamos, más personal dos primas –gemelas idénticas– han podido sentir a lo largo de su vida lo que a la otra le pasa. Una de ellas tuvo un repentino dolor de cabeza y en lo único que pensaba era en hablar con su hermana, quien había sufrido un leve derrame cerebral.

Este tema es realmente polémico, ya que es fácil creer que no es algo cierto, pero aún así existen defensores acérrimos de la veracidad de este fenómeno. Además, el hecho de que todavía no haya sido comprobado científicamente pone en duda todo lo que una pareja de gemelos pueda decir que vivió y/o sintió a partir de esta supuesta conexión.

Hay algo que, por otra parte, debemos tener en cuenta y es la mala costumbre de muchas parejas de gemelos idénticos de aprovecharse de su condición y confundir (a veces engañar) a quienes los rodean. No tiene por qué haber maldad en ello, sino cierta pillería, sobre todo cuando se aplica en ámbitos como los estudios. Al ser tan increíblemente parecidos físicamente, pueden cambiar sus papeles fácilmente y aprovechar las ventajas que tener dos cerebros les ofrece. Esta tendencia hace que todavía se tejan más sospechas alrededor de este vínculo casi paranormal que algunos gemelos dicen compartir.

Sea como sea, de algo sí estamos seguros: son únicos y nadie mejor que ellos para entenderse entre sí. Después de todo, han compartido su vida desde mucho antes de dar la primera bocanada de aire.

¿Conoces alguna historia similar de telepatía entre gemelos?