Nonna, un restaurante tradicional italiano, con una gran variedad de pastas preparadas con ingredientes de las más alta calidad y un sabor único.

En 1740, en la ciudad de Venecia, se abrió la primera fábrica de pasta. Cien años después, en Amalfi, empezaron a usar molinos de agua y moledoras de piedra, donde la sémola era separada del salvado, para fabricar la pasta como la conocemos. Hoy en día, Italia es el mayor productor, con una manufactura del 74% globalmente.

La pasta se ha convertido en un alimento versátil, exquisito y popular, que desde hace 22 años se celebra el “Día Mundial de la Pasta”, los 25 de octubre. La fecha fue estipulada por diversos productores de pasta, de distintas nacionalidades, y se celebró por primera vez en Roma en 1995.

Nonna, restaurante de alta cocina italiana, en el corazón de la Condesa, celebra este día con su gran variedad de pastas.Todos sus platillos, utilizan los mejores ingredientes para su preparación, se tratan de la manera más pura y se sirven con alegría, lo que resulta en un excelente sabor.

Las pastas se categorizan, según su preparación y forma, y en Nonna hay para todos los gustos. Algunas de las pastas que se pueden degustar son:

Ravioli, una pasta rellena de diferentes ingredientes, replegada en forma cuadrada. En Nonna, se prepara de queso Ricotta con ralladura de limón amarillo, bañados con salsa pomodoro y albahaca, que le da un toque fresco y mentolado.

La Lasagna, pasta de finas láminas, puede ser la tradicional, con carne a la boloñesa. O la de Portobello, preparada con finas láminas de arroz, requesol de nuez, queso de cabra, berenjena, zanahoria, calabaza, espinaca y portobello.

Gnocchi, un tipo de pasta artesanal, elaborada con patata y queso Ricotta (con o sin espinacas). En Nonna, existen dos variantes, Al Pomodoro, con salsa del mismo nombre y parmesano. Y Del Padrino, un platillo con salsa cremosa de mascarpone, gorgonzola y nuez troceada ¡Una delicia!

Linguine, pasta larga, originaria de Campania, región de Italia. El chef Pedro Cabrera lo ha llamado Del Pescatore y es una deliciosa combinación de mariscos con salsa de tomate.

El tradicional Spaguetti, es una de las variantes más representativas de la gastronomía italiana, cuya popularidad trasciende a otros países. El Spaguetti Alla Puttanesca, tiene un toque especial, bañado de salsa pomodoro con aceitunas negras, alcaparras, anchoas y aceite de oliva. También se puede servir Alla Ruota Pomodoro, con salsa de tomate y un toque albahaca.

El Fetuccinne Dolce Vita se sirve con camarones y espárragos al vino blanco con salsa de mascapone. O el Fettucine al Salmone, con salmón fresco y ahumado, flameados en vodka.

El Fusilli, que tradicionalmente se torna del color de los ingredientes, en Nonna se elabora el Fusilli Ai Gamberoni, cuyo color rojizo, resulta de la combinación de chipotle y camarones salteados.

Dentro de las especialidades de la casa, el chef Pedro Cabrera recomienda la pasta Pappardelle, con salsa de hongos porcini y portobello.

Para acompañar tú pasta, Nonna, ofrece una amplia carta de mixología, que juega con los sabores naturales de frutas y otros ingredientes; que al juntarse logran un cóctel espectacular. El mixólogo de Nonna, recomienda “Fusione”, un concentrado de frutos rojos, lychis macerados y limón con vodka, así como el “Che Figata”, mezclado con piñas parrilladas previamente con Controy, adornado con canela, chile ancho y chile de árbol y Mezcal de gusano.

Los horarios son: L – M de 1:00 pm a 12:00 am J- S  de 1:00 pm a  1:00 am y D de 1:00 pm a 10:00 pm.