Cuando vas a un restaurante, es casi imposible ver la carta de postres y no pedir un suculento postre para cenar una increíble cena que les parece un globo comestible.

Puede ser un pastel de chocolate, tarta de manzana caliente con helado encima, crème brûlée o… ¡¿un globo comestible?! Así es, el restaurante Alinea en ChicagoEstados Unidos, liderado por el famoso chef Grant Achatz.

Pero, ¿cómo funciona la idea de comer un globo comestible? En apariencia, es como cualquier decoración de fiesta: una burbuja de un material parecido al plástico, completamente transparente, siendo sostenido por lo que parece ser un hilo.

Mujer comiendo un globo comestible en Alinea

Sin embargo, su apariencia no tiene nada que ver con su origen y materiales. El “plástico” es en realidad un caramelo fabricado a partir de manzana verde, conocido en inglés como taffy. Para prepararlo, este dulce –el cual es calentado y derretido– es insertado en un tubo de gas para ser inflado. Dicho gas es helio, por lo cual no es dañino su consumo y, claro está, al comerlo tendrás una voz como la de Alvin y las Ardillas que hará reír a todos los comensales.

El “hilo” que evita que el globo viaje por los aires es en realidad manzana deshidratada, por lo que es también perfectamente comestible. La mejor manera de comerte este postre único es absorber el helio dentro del globo para después masticar el caramelo ya desinflado.

Por más extraño que parezca, este peculiar platillo ha estado ganando cada vez más popularidad y se está esparciendo a otros territorios del país norteamericano, por lo que no será de sorprenderse si eventualmente encuentran esta opción culinaria en otros países, aunque tal vez haya que esperar algo de tiempo para que llegue dicha realidad.

Lo cierto es que, si tienen la oportunidad de pedir un globo comestible en Alinea, Chicago, no duden en probar este manjar.